Estética dental

¿Qué es y cómo cuidar el esmalte dental?

By 3 enero 2022 No Comments

El esmalte dental es aquella sustancia que forma una capa externa del diente, considerándose la composición más resistente y mineralizada en el cuerpo, esta sustancia es translúcida y se compone de hidroxiapatita.

La hidroxiapatita es la responsable del tono y color de los dientes y esta va variando de tonos grisáceos a tonos amarillentos, dicho mineral compone en menos densidad al resto de las estructuras óseas del cuerpo humano.

El esmalte se encarga de proteger las capas internas de los dientes que son sensibles a distintos agentes, como lo son los alimentos que se encuentren en temperaturas extremas de frío o de calor. Se puede decir que el espesor del esmalte alcanza un máximo de unos 2 a 3 milímetros de grosor.

 

¿Qué daña y desgasta el esmalte dental?

Cabe destacar que con el pasar del tiempo, el esmalte dental irá perdiendo su efecto protector, debido al desgaste que va sufriendo al consumir determinados alimentos y bebidas, de manera más específica, aquellos que cuenten con un contenido alto de azúcares añadidos.

Otro factor que daña el esmalte es que, gracias a la composición química del mismo, este es muy sensible a las bacterias, aquellas que se acumulan en la superficie de los dientes alimentándose de los carbohidratos que se ingieren, para luego producir un desecho que es ácido y desgasta el esmalte.

Por lo que se podría decir que un esmalte dental dañado es una clara señal del aumento de la sensibilidad de los dientes ante varios agentes de consumo, donde se sufre de dolor y molestias en la zona.

Es importante mencionar que en dado caso de que el esmalte quede destruido o desgastado, éste no puede regenerarse como otros órganos y huesos del cuerpo, pues no se cuenta con una célula viva que pueda hacer ese trabajo.

El desgaste aumenta considerablemente las probabilidades de originar caries y otras patologías que afectan la salud bucal. Esto es debido a que, como se está destruyendo su principal protección, deja susceptibles a los dientes a distintas bacterias que terminan atacando.

Proteger esmalte dental

 

¿Cómo cuidar y recuperar el esmalte dental?

Lo primero es cuidar y ver lo que se consume y se bebe, un buen ejemplo es el evitar el consumo de bebidas que estén hechas con algún tipo de ácido, alimentos con alto contenido en azúcar y aumentar considerablemente del cuidado dental, manteniendo una higiene bucal correcta.

Así como existen alimentos que dañan el esmalte dental, existen también aquellos que contribuyen a la recuperación del mismo, un ejemplo pueden ser los lácteos, que brindan una importante fuente de calcio a la capa protectora.

El té verde también es un aliado muy útil por sus propiedades antioxidantes que desecha la acción de las bacterias sobre las encías y dientes. Así mismo, el masticar chicles se estimula la secreción de saliva, la cual forma una barrera y protección natural a los dientes.

Sin embargo, también hay manera de reforzar el esmalte dental, y es con el uso de dentífrico con alto contenido de flúor, ya que este componente aumenta la durabilidad del mismo que a su vez protege el esmalte y por ende, disminuye la sensibilidad y dolor de los dientes. Esto es gracias a que el flúor se combina con la hidroxiapatita, esta mezcla genera cristales de flúor-hidroxiapatita, compuesto que es incluso más resistente y fuerte que la propia hidroxiapatita que, seguido de esto, ayuda a frenar en totalidad el avance de un desgaste o lesión bucal.

Lo más aconsejable es evitar a toda costa los alimentos que posean mucha dureza, incluidos aquellos hábitos que afecten directamente al esmalte, como lo es el morderse las uñas o el masticar cubos de hielo, esto con el fin de no desgastar e incluso fracturar la zona.

Cabe resaltar que existe un procedimiento para combatir la pérdida de esmalte dental, en el que remineralizan las capas, disminuyendo en su totalidad la producción y avance de otras lesiones que no puedan ser tratadas. Dicho procedimiento consiste en hacer fluorizaciones a los dientes, ayudando a mantener el estado del esmalte por mucho más tiempo sin necesidad de recibir otro tipo de tratamiento, precisamente cubriendo los dientes de flúor-hidroxiapatita, este procedimiento se le conoce como fluorización.

× Reservar cita