Sin categoría

Cómo cuidar el blanco de tus dientes también en vacaciones

By 19 julio 2022 No Comments

Cuando escuchamos la palabra vacaciones, lo que se nos viene a la mente es un descanso de todas las rutinas. Muchas veces solemos irnos de viaje y esto se puede convertir en un problema. 

Sí, nos referimos a que tal vez nos olvidemos de cuidar nuestra salud bucal. Por eso, te damos unos consejos que puedes poner en práctica para cuidar el blanco de tus dientes incluso en las vacaciones.

Dientes blancos y sanos también en verano

  • Equipo de higiene bucal

Si te vas de vacaciones, una de las cosas que no debes olvidar en tu equipaje es el kit para la higiene de tu boca. Solo porque en estas fechas nos relajamos no significa que puedes relajar también tus hábitos de higiene. Al contrario, es cuando  tienes que cuidarla más, ya que se solemos relajarnos mucho más con todo lo que comemos.

Procura llevarte la pasta dental, el cepillo de dientes, el enjuague bucal e hilo dental. También debes continuar las mismas rutinas que has seguido hasta el momento,  para que se mantenga el color blanco en tus dientes.

  • Ponle cuidado a tu cepillo dental

Debes recordar que los cepillos dentales se cambian cada 2 o 3 meses de uso. Así que te recomendamos que antes de emprender tu viaje acudas a un supermercado o a la farmacia y cambies tu cepillo. De esa manera, estarás seguro de que tu rutina se mantiene. 

  • No dejes de cepillar tus dientes

Procura no abandonar el cepillado de tus dientes, de ello va a depender la salud de tu boca y el color que tendrá tu sonrisa. Siempre debes cepillarte al terminar las comidas. De esa manera, te puedes deshacer de los residuos de comida que quedan en tu boca. Trata de seguir en lo más posible tu rutina de limpieza bucal.

  • Trata de no abusar de las comidas y consume agua

Una de las razones por las que se crean las caries es por la cantidad de azúcares y especias que tiene la comida. Cuando éstos compuestos permanecen mucho tiempo en la boca, se crea una especie de sarro que va tornando la dentadura de un color amarillento. Así que lo mejor que puedes hacer es tratar de no consumir este tipo de alimentos.

Claro, no se trata de dejar de comer todo lo que sea dulce, pero sí puedes bajar las cantidades para que no le haga daño a tu dentadura. También debes tomar mucha agua, así lograrás que la gran mayoría de los residuos de comida bajen al estómago. Por otra parte, el agua ayuda a que los ácidos que corroen a los dientes se disuelven.

Y recuerda visitar al dentista cuando vuelvas de las vacaciones. Después de culminar tus vacaciones, no debes olvidarte de acudir al especialista para mantener sanos tus dientes

× Reservar cita